Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Deshidratadores de alimentos

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Razones por las que comprar deshidratadores de alimentos

Si estás buscando una alternativa para conservar comidas o ingredientes en excelente estado durante mucho tiempo, o quieres una forma sana y diferente de cocinar algún alimento, un deshidratador de alimentos es la mejor alternativa.

Los motivos son múltiples: cocinarás de un modo más saludable y con menos grasa los alimentos, y además tendrás un electrodoméstico de bajo consumo energético.

¿Qué es un deshidratador de alimentos, para qué sirve y cómo funciona?

Se trata de una especie de horno que funciona a muy baja temperatura (entre 40°C y 100°C9, y que es capaz de secar el agua de los alimentos hasta dejarlos completamente deshidratados.

Los ingredientes se colocan en bandejas ahuecadas, y éstas en una cámara de aire caliente en la cual el aire es distribuido por todo el interior con ayuda de unos ventiladores. Este proceso suele durar varias horas.

El continuo calor hará que se elimine por completo el agua, y de esta manera se logra disminuir considerablemente la posible aparición de hongos, bacterias y levaduras. Este proceso permite que las calorías, el azúcar y la grasa disminuyan (pero debes tener en cuenta que la cantidad de vitaminas y minerales también bajará).

Tipos y ventajas de cada uno

¿Sabías que se clasifican de acuerdo con su forma? Cada uno tiene unas características que te ayudarán a guiarte sobre cuál te conviene más:

  • Deshidratadores circulares: el ventilador y el calentador se encuentra en la parte superior o inferior del aparato, permiten escoger cuántas bandejas se van a utilizar en el proceso de deshidratado, son fáciles de limpiar y suelen ser los más económicos. La desventaja es que son un poco ruidosas y necesitas estar pendiente de dar la vuelta a las bandejas o a los alimentos para que el proceso de cocción sea uniforme.
  • Rectangulares o cuadrados: el proceso de calentado es más uniforme, tienen más programas y puedes cocer los alimentos con tranquilidad de que se deshidratarán uniformemente. En esta categoría podrás encontrar una gama media a alta, suelen tener un coste más elevado, pero sus prestaciones lo compensan.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar

En Planeta Huerto entendemos que puede llegar ser abrumador escoger entre una gran variedad de modelos, y por ello, te traemos una serie de pautas que asegurarán que tu elección sea la correcta:

  • Número de bandejas y capacidad: aquí debes tener en cuenta el número de miembros de tu familia y la frecuencia con la que deseas utilizar el deshidratador. Por ejemplo, si lo vas a usar de vez en cuando para una familia pequeña (2 o 3 personas), uno con 6 bandejas será suficiente. Pero si lo que deseas es preparar la comida de toda la semana para esa misma cantidad de personas, lo ideal sería un horno deshidratador de 12 bandejas.
  • Consumo y potencia: aquí debe existir un equilibrio. Más potencia implica más consumo, pero la mayoría de estos aparatos consume entre 250 watts a 650 watts. 600 watts es la medida ideal para deshidrataciones rápidas en muchas bandejas (de 10 en adelante). Lo bueno es que, actualmente, muchos incluyen un sistema de consumo eficiente en el que se alterna el ventilador y así se disminuye el consumo de energía sin sacrificar la potencia.
  • Variedad de programas de deshidratación: lo recomendable es que optes por aquellos modelos que te permitan al menos regular la temperatura y el tiempo de desecado, ya que cada alimento tiene sus propios grados y tiempo de exposición al calor para deshidratarse adecuadamente.
  • Apagado automático: esta función es importante, ya que así podrás hacer otra tarea mientras se realiza el proceso sin la preocupación de estar pendiente del deshidratador.
producto(s) en carrito
Ir al carrito