Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Aceites corporales

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Aceites corporales hidratantes

Aceites corporales, la hidratación más natural

Los aceites corporales se han utilizado desde la antigüedad para calmar la piel e hidratarla. Pero en los últimos años, la cosmética ha avanzado mucho en la investigación de sus diferentes usos, y existen en el mercado un gran surtido de productos que se adaptan perfectamente a cada tipo de piel y que tienen aplicaciones muy dispares, dependiendo de las necesidades de cada usuario.

Así, podemos utilizar los productos fabricados a base de aceites naturales en la hidratación después del baño, tras el afeitado como calmante o para suavizar las cutículas… las alternativas son infinitas: hay soluciones específicas para la cara y otras con un mayor poder de hidratación, destinadas para los codos o talones.

También podemos encontrar aceites que son especialmente eficaces como relajantes, otros como reafirmantes, o incluso para cuidar la piel bronceada.

Echa un vistazo al catálogo de Planeta Huerto y te sorprenderás de la cantidad de alternativas de aceites corporales que tenemos a tu disposición.

Cómo usar un aceite corporal

En realidad su aplicación es muy sencilla, y muy similar al del resto de las cremas corporales. Lo mejor es que limpiemos en profundidad la piel antes de aplicarlo, por lo que es recomendable que se haga después de la ducha.

Pero, a diferencia de las cremas u otro tipo de bálsamos, con el aceite no es necesario secar el cuerpo antes de extenderlo (aunque también se puede hacer con la piel seca, es cuestión de gustos…).

También es conveniente realizar una exfoliación un par de veces por semana, en cuyo caso, utilizaremos el aceite después. Es decir, en primer lugar llevamos a cabo la exfoliación, luego limpiamos la piel exhaustivamente y por último aplicamos el aceite.

Qué aceites corporales comprar: conoce los más utilizados y sus propiedades

  • Aceite de almendras: contiene ácido graso omega 9, un componente que proporciona una gran suavidad. Es adecuado para todo tipo de pieles, pero tiene un gran efecto en la piel seca e irritada. Se puede aplicar en piel húmeda o seca.
  • Aceite de Arroz: es conveniente utilizarlo a diario para reafirmar la piel. Pero también funciona como calmante para la piel dañada por el sol, así como para las cicatrices y las estrías.
  • Aceite de jojoba: suaviza e hidrata la piel. Es un aceite vegetal poco graso, por lo que es ideal para pieles con exceso de grasa.
  • Aceite de germen de trigo: es rico en vitamina E y si se utiliza junto con extractos de árnica, tiene un gran efecto tonificante.
  • Árbol del té: además de ser una excelente ayuda en la hidratación de la piel, es muy efectivo en el cuidado del acné. Asimismo, es un buen calmante en las irritaciones de garganta o para la inflamación de las encías.
  • Aceite de Coco: nutrición y suavidad máxima para la piel. Tradicionalmente, se ha utilizado para facilitar el bronceado de la piel, pero en este caso, hay que aplicarlo con mucha precaución y combinado con una crema que aporte protección solar.
  • Aceite de argán: contiene dos componentes esenciales, la vitamina E -de efecto antioxidante- y los ácidos grasos -grandes aliados para la regeneración-. Esta combinación permite que prevenga del envejecimiento prematuro y ayuda a luchar contra la sequedad cutánea. Es muy útil además para evitar las estrías.
  • Aceite rosa mosqueta: es muy nutritivo y también es una excelente cicatrizante. Además, es rico en ácidos grasos esenciales, lo que ayuda a atenuar las arrugas o las marcas de acné y las estrías.
  • Aceite de oliva virgen extra: es rico en vitamina E, polifenoles y ácidos grasos, lo que le hace un excelente producto hidratante.
producto(s) en carrito
Ir al carrito